Ensalada de puerros tiernos y calabacín a la judía

Receta de ensalada de puerros tiernos y calabacín a la judía

Una ensalada espectacular, llena de sabores y texturas... Con el toque de la sal de guindilla se consigue la nota graciosa y picante.

Ingredientes para preparar ensalada de puerros tiernos y calabacín a la judía

  • 12 puerritos tiernos o 2 grandes
  • 3 tomates
  • 1 calabacín
  • 1 lata de ventresca de bonito
  • Sal de guindilla
  • Aceite de oliva virgen
  • Vinagre de Módena

¿Cómo preparar ensalada de puerros tiernos y calabacín a la judía?

  • Limpiamos bien los puerros y los cocemos sin quitarles nada, cuando los pinchemos con un palillo y entre sin problemas es que están listos. Los pelamos y los cortamos en trozos verticales, siguiendo la fibra del puerro. Reservamos.
  • Pelamos el tomate, lo despepitamos, lo cortamos en concasse lo dejamos escurrir en un colador.
  • Hacemos los calabacines a la judía:
  • Cortamos rodajas finas del calabacín a lo largo, lo mejor es hacerlo con la mandolina y luego cortar en palitos a lo ancho, para que nos queden los bordes del palito verdes. Ponemos agua con sal en el fuego, cuando este hirviendo a borbotones le añadimos el calabacín, esperamos hasta que vuelva a hervir hay que meterlo bajo el agua fría rápidamente para cortar la cocción. Dejamos escurrir el agua y que se sequen.
  • Presentación:
  • Ponemos en el centro del plato el tomate, rodeamos con el calabacín, colocamos los trozos de puerro, encima la ventresca. Preparamos el aliño: una parte de vinagre de Módena por dos de aceite de oliva virgen. Salamos con la sal de guindilla
Nota del autor:

Encontrar puerros tiernos no es fácil pero los podemos sustituir por un puerro normal cortado en trozos de 5 cm y luego en vertical siguiendo la fibra del puerro. Los calabacines a la judía son deliciosos y dan mucho juego con el calor.

Es una ensalada fresca y diferente. Los calabacines a la judía dan mucho juego y están muy buenos.